AGROB-BUCHTAL

Las fachadas ventiladas de cerámica, una segunda piel para los edificios

Muchos son los problemas que amenazan a los edificios antiguos, desde deficiencias en su aislamiento que repercuten en el gasto energético hasta suciedad de la fachada que conlleva al deterioro y empobrecimiento estético de las mismas. Entre las soluciones que se ofrecen actualmente la fachada ventilada de cerámica ejerce de segunda piel para estas construcciones, optimizando no solo su capacidad de aislamiento climático, sino aportando interesantes cualidades a los mismos, como su efecto “autolavable”.

Agrob-Buchtal trabaja desde hace décadas este sistema y ha desarrollado su propio producto cerámico, que permite no solo aislar la vivienda climáticamente, sino mantenerla limpia de forma autónoma debido al efecto fotocatalítico que se crea y favorecer la depuración del aire que la rodea.

Además de aislar la vivienda climáticamente, este material es “autolavable” y limpia el aire del ambiente.

Todo esto es posible al Principio HT, que se comercializa con los nombres Keratwin K20 o Keraion, y que tiene un efecto antibacteriano sin agentes químicos y elimina microorganismos tales como bacterias, hongos, algas o musgos que puedan aparecer en el edificio debido a las lluvias o a la polución.

Gracias a la superficie hidrófila de esta cerámica, el agua crea una fina película que arrastra la suciedad generando el efecto de “autolimpieza” por lo que toda precipitación en forma de lluvia se transformará en un proceso de limpieza.

En cuanto a su capacidad para limpiar el aire, estudios científicos confirman que mil metros cuadrados de acabado con principio HT limpian el aire con la misma eficacia que lo harían 70 árboles de tamaño mediano.

Este sistema protege y aisla los cerramientos de un edificio con el objetivo de crear una segunda piel en los mismos cuya misión sea proteger al inquilino del clima exterior, aportándole una mejor calidad de vida además de un ahorro muy considerable en los gastos de aclimatación de su vivienda.

Agrob-Buchtal es una multinacional alemana con más de 250 años de historia y número uno en la producción cerámica para fachadas ventiladas, además de otros campos como piscina, suelo residencial, suelo industrial, alimenticio o farmacéutico, entre otros. Esta empresa tiene más de 70 años de experiencia en el diseño, estudio y ejecución de fachadas y en 2001 inició la producción con el citado principio de HT.